RITUALES

Baño de Limpieza.

Coger 9 limones de los pequeños y partirlos en cuatro pedazos colocar en el centro de los limones un poquito de bicarbonato . Luego después de su baño habitual estragarse con cada limón todo el cuerpo mientras repite la siguiente oración solo una vez en voz alta.
Dios y Señor mío, acuérdate de mí, libérame por el poder de la sangre preciosa de tu amado Jesús y los ángeles Miguel, Rafael, Gabriel, Samuel, Uriel, Zadkiel y Jophiel de cualquier trabajo material o espiritual que me hayan hecho o me estén haciendo; libérame de toda atadura, karma o energía mal calificada. Devuelve me Dios mío la luz y la bendición con la que me mandaste a esta Madre Tierra para que pueda vencer todos los obstáculos que se me presenten en el camino, que este baño aparte de mi todo mal en el nombre del gran poder de Dios y de sus Ángeles. Amén, Amén, Amén.
Rezar el padrenuestro, Avemaría y Gloria una vez.
Sacar de los limones 9 pepitas y ponerlas en su jabón de los Ángeles.

Para Conseguir Empleo.

Ángeles a quienes se les puede pedir ayuda: Samuel, Jophiel o Uriel.

Modo de Hacer la Oración:
Comience su oración angelical el día miércoles o domingo después de la luna menguante. Prepara el ambiente adecuado para hacer esta oración, entregue su proyecto a Dios y ahora con plena confianza encienda su velón, únjalo con el aceite que se entrega con el kit pensando en lo que desde hoy va a obtener por derecho de conciencia (su deseo laboral) inhale y exhale 9 veces imagine su deseo como si ya se le hubiera realizado y ahora repita la siguiente oración 3 veces seguidas:
Padre todopoderoso y creador de todo cuanto existe escucha mi oración: (inhalar y exhalar 7 veces repitiendo en la mente el nombre de su Ángel guardián), en el nombre de yo soy el que soy invoco al amado Ángel ( ) y a todos los Ángeles de la prosperidad para que actúen en mi vida aquí y ahora y se manifiesten con la noticia de un nuevo y buen empleo para mí, yo se que ustedes Ángeles maravillosos están recorriendo, buscando y encontrando un muy buen lugar para mí.
Gracias Señor por ese nuevo y buen empleo.
Agradezco a todos los Ángeles de la opulencia y del éxito laboral, porque han sellado esta oración y este nuevo empleo en la llama victoriosa de la luz de Dios.
Amen, Amen, Amen.
Ahora repita los siguientes decretos:
Yo soy un hijo de Dios que todo lo puede lograr.
Yo soy saturando mi aura de la llama amarilla de sabiduría.
Yo soy un nuevo y buen empleo ganándome ( ) millones de pesos o más cada mes.
Yo soy éxito en todo lo que emprendo.
Yo soy el poder mental aquí y ahora.
Agradezco a todos los seres de luz por mi nuevo y buen empleo.
Lea los siguientes salmos una cada día ( )
Esta oración debe ser repetida durante 7 días o 21 cada mes.

Para La Prosperidad.

Debes realizar la oración de prosperidad los trece de cada mes, enciende el velón de los ángeles en un lugar que tengas destinado para la oración, enciende sahumerio virtud fragancia preferida y luego realiza la siguiente oración una vez:
Oh amor de Dios, inmortal amor, envuélvenos un rayo a todos, envía piedad desde arriba para elevarnos a todos hoy día! en la plenitud de tu poder, derrama tus rayos gloriosos, sobre la tierra y todo lo que ella contiene, donde la vida en sombra aparenta estar, haz que tu luz resplandezca para librar a los hombres del dolor, de la enfermedad, de la adicción, del secuestro, de la pobreza, del abandono, del sufrimiento. Amplifica tu amor sobre nosotros hasta aquí seamos victoriosos en el mundo sin fin. Levántanos y vístenos oh Dios con tu poderoso nombre yo soy!
En el nombre de la amada, poderosa y victoriosa presencia de Dios yo soy en mi y de mi santo ser crístico, yo….. Llamo al corazón de la voluntad de Dios, al amado Jesús, a la virgen María, a los ángeles Miguel, Rafael, Gabriel, Jophiel, Uriel, Samuel, Zadkiel, a todos los ángeles de prosperidad y todos los elementales de tierra, fuego, aire, agua para que escuchen y acudan inmediatamente a este mi llamado, trayendo para nosotros la siguiente bendición.
Ahora repite:
Yo soy el que cambia todas mis vestiduras viejas, por relucientes cada día.
Yo soy el que brilla en todo camino, yo soy luz por dentro y por fuera yo soy la llama de la resurrección, destellando luz pura de Dios a través de mi yo soy libre por siempre, yo soy la continúa llama de prosperidad, de éxito, de nuevos proyectos.
Yo siento la presencia de Dios todos los días de mi vida, yo soy recibiendo la luz de la ascensión, la victoria y la libertad por toda la eternidad.
Hoy siento que todo peso se ha desvanecido de mi vida, hoy respiró un nuevo aire y vierto sobre todos los que me rodean bendición y prosperidad.
Mi canto de alabanza por siempre señor amén, amén, amén.
Puedes cada día, luego de hacer la oración leer uno de los siguientes salmos 3, 8, 41, 42, 43, 57, 78, 108, 114, 122, 123.